Grupo Clínico

Noticias

Salud Bucal: Promoción y prevención en la infancia

INTRODUCCIÓN

La Salud Bucal es un componente indispensable de la salud general ya que influye positivamente en el bienestar físico, psicológico y social de los niños. Así pues la caries, la gingivitis, los traumatismos y las maloclusiones son los principales motivos por los cuales los niños acuden a la consulta odontológica y que constituyen un grave problema de salud.

PRINCIPALES ENFERMEDADES BUCALES EN LA INFANCIA

Caries infantil

Caries infantil

La caries es la enfermedad bucal que con más frecuencia afecta a los niños, se trata de una enfermedad crónica multifactorial que afecta a los dientes temporales y a los definitivos. Se produce por la interacción a través del tiempo de distintos factores, como las bacterias presentes en la placa bacteriana, la dieta alta en hidratos de carbono y diversos factores del huésped, como las características de los dientes y de la saliva.

En sus inicios, la caries no duele, pero a medida que avanza la destrucción del diente, comienzan a manifestarse los síntomas dolorosos. Debido a esto, es importante la prevención y el control, puesto que la ausencia de dolor no garantiza que el diente esté sano.

Uno de los principales factores de riesgo modificables de la caries es la dieta. Se habla de dieta cariogénica para referirse a una alimentación rica en hidratos de carbono fermentables que son de consistencia blanda y pegajosa, lo que dificulta su remoción de las superficies dentarias por la saliva. Los tipos de alimentos consumidos por los niños, son factores importantes que afectan a la rapidez con que se desarrolla la caries. Cuando las bacterias entran en contacto con el azúcar que proviene de los alimentos, producen ácidos que atacan a los dientes.

Para evitar su desarrollo, debemos incorporar en nuestra rutina medidas de autocuidado como el cepillado de dientes y una dieta saludable. El cepillado con pasta de dientes permite desorganizar a las bacterias de la placa para evitar que produzcan ácidos y al mismo tiempo permite proteger el esmalte de los dientes con el flúor presente en la pasta dental. Además del cepillado podemos disminuir la producción de ácido de las bacterias controlando lo que comen los niños, para que eviten los alimentos pegajosos y con un exceso de azúcar entre las comidas. Así pues, los bebes de 0 a 6 meses de edad deben cepillarse las encías con la ayuda de una gasa húmeda en el momento del baño. En los niños de 1 a 2 años deben de realiza la higiene bucal con un cepillo dental del tamaño de su boca sólo con agua. Los niños a partir de los 2 años de edad deben de incorporar pasta de 500 ppm cuando ya tiene todos los dientes erupcionados, incorporar hilo de seda o mini flosser. Los niños de más de 6 años son capaces de cepillarse solos y deben cambiar a pasta de adultos de 1000 o 1500 ppm y flúor diario.

Gingivitis

Gingivitis

La gingivitis es una inflamación de la encía causada por las bacterias que se organizan en la placa bacteriana. Se caracteriza por el color rojizo, el sangrado y el aumento de volumen de la encía.

La gingivitis es una enfermedad prevenible si se establecen buenos hábitos de salud bucal desde temprana edad. El cepillado frecuente y el uso de seda dental son unas de las principales medidas de prevención, ya que permiten desorganizar y remover las bacterias que causan la inflamación gingival, incluso en los espacios interdentarios.

Traumatismos

Traumatismos

Los traumatismos dento-alveolares, o traumatismos dentarios, son lesiones de los dientes y/o de las partes blandas de la boca debido a caídas, golpes. Las lesiones de la boca, labios y dientes ocupan el segundo lugar de todas las lesiones del cuerpo que afectan a niños y niñas menores de seis años.

En la dentición temporal, la mayor frecuencia de los traumatismos ocurre entre los 10 y 24 meses de vida. Durante los primeros años de vida, los dientes de leche se encuentran en estrecha relación con los dientes permanentes que se están formando dentro del hueso. Un traumatismo en los dientes de leche puede afectar a los dientes permanentes en formación, los que podrían erupcionar con defectos que van desde manchas blanquecinas hasta la deformación de la corona, dependiendo de la intensidad del golpe recibido. Las consecuencias de un traumatismo dentario en niños pueden ser inmediatas y de largo plazo.

CONCLUSIÓN

En resumen es muy importante que los niños empiecen a hacer visitas periódicas al odontopediatra. Deben de ser cada seis meses, se debe controlar al máximo la dieta además de tener una muy buena higiene oral. Y a partir de los 6 años, empezar con enjuagues de flúor para fortalecer el esmalte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Consuelo

c/ Callosa de Ensarriá, 9 46007 - Valencia
963 444 435 ver mapa enviar correo

Castellón

Avda. Casalduch, 38 12005 - Castellón
964 104 530 ver mapa enviar correo

Colón

c/ Colón, 58 46004 - Valencia
963 943 999 ver mapa enviar correo

Peris

Avda. Peris y Valero, 87 46006 - Valencia
963 212 221 ver mapa enviar correo

Peset

Avda. Dr. Peset Aleixandre, 142 46025 - Valencia
963 465 890 ver mapa enviar correo

Paterna

Carrer Major, 65 46980 - Paterna - Valencia
961 826 492 ver mapa enviar correo

Aldaia

Plaza Europa, 6 46960 - Aldaia - Valencia
961 501 857 ver mapa enviar correo
(*) Campos obligatorios
(*) Campos obligatorios
(*) Campos obligatorios
Share This