Grupo Clínico

Prensa

La unión de dentistas y cirujanos en una clínica garantiza un servicio profesional

Especialización, formación, equipo y protocolo. Son las cuatro patas sobre las que se asentará el sector bucodental en los próximos años para triunfar en un mercado laboral masificado

El auge de la carrera de odontología, con una histórica buena salida laboral y reputación y la ausencia de numerus clausus en las Universidades, ha motivado una masificación de dentistas en el mercado laboral actual. Ante tal situación la formación y la especialización se postulan como elementos diferenciadores claros y única alternativa de éxito a juicio del Dr. Luis Senís Segarra, cirujano maxilofacial con un equipo profesional de más de 20 dentistas a su cargo.

Entrevista al Dr. Senís

¿Está el sector bucodental realmente saturado?
En España salen más de 2.400 odontólogos anualmente, siendo la Comunidad Valenciana la región más saturada. Esto, que no sucedía cuando era una especialidad unida a la carrera de Medicina, puede devenir en una carrera de menos futuro que hasta ahora.

Pero usted es cirujano maxilofacial
Es una situación totalmente distinta, conozco ambas porque conmigo trabajan más de 20 dentistas. En Valencia, por ejemplo, cada año salen un cirujano maxilofacial y 400 odontólogos. Además muchos cirujanos se dedican en exclusividad a la salud pública, lo que impide la saturación

¿Qué es un cirujano maxilofacial?
En primer lugar es un médico. A la carrera de Medicina añades el MIR y la especialización en cirugía oral y maxilofacial, lo que supone un periodo de formación mínimo de 12 años. La especialización, en mi caso durante 5 años en La Fe, te permite enfrentarse a situaciones complejas con solvencia quirúrgica. La Odontología son 5 años, tras los cuales puedes formarte en diversos Master. Sin embargo no se trata de dos profesiones enfrentadas, sino todo lo contrario. Se trata de aunar esfuerzos y hacer equipo.

¿Cómo conviven dentistas y cirujanos maxilofaciales?
Es erróneo pensar que debe haber una pugna entre ambas carreras. Todo lo contrario, son profesiones complentarias. Un cirujano maxilofacial debe estar rodeado de buenos odontólogos para alcanzar la excelencia, y los dentistas se ven potenciados con un cirujano al lado. En mis clínicas, como la de Castellón, la relación laboral dentro del grupo de trabajo es excelente. Odontólogos y cirujanos conviven uniendo sus esfuerzos y conocimientos y optimizando resultados y el gran beneficiado es el paciente.

¿Cómo se obtiene la diferenciación respecto al resto en un mercado tan masificado?
En base a cuatro patas fundamentales: especialización, formación, equipo y protocolo. El paciente ha de acudir a un especialista con gran experiencia. El especialista a su vez ha de formarse y ampliar sus conocimientos y habilidades al mismo ritmo que marca la ciencia médica. Y una vez tienes una formación especializada que te diferencia de los demás, has de rodearte de un equipo humano de primer nivel y aplicar un protocolo de actuación altamente profesional. Si una de las patas falla, falla todo.

¿Cuándo se es un experto, es necesario seguir formándose?
Siempre se debe intentar mejorar. Yo como cirujano maxilofacial y director médico no soy ninguna excepción. Estamos trabajando para ser un referente a nivel europeo. Dentro de nuestro programa de formación específico este año he acudido al Nobel Biocare Global Symposium -uno de los congresos más importantes del mundo en cirugía maxilofacial-, a varios encuentros de especialistas en Alicante, e hice una estancia en Lisboa junto al Dr. Paulo Maló, una referencia a nivel mundial.

Cuando hablamos de la boca todo el mundo cree que su caso es complejo
La boca es una parte muy sensible de nuestro organismo. Por ello y aunque el 90% de las patologías tengan un nivel de complejidad medio-fácil, para quien no encuentra la solución a su problema éste siempre es complejo. Por ello es esencial la especialización y contar con un equipo cualificado de primer nivel.

¿Estamos muy lejos de las técnicas más avanzadas que se utilizan en Estados Unidos, Suecia o Tokio?
En absoluto, en España tenemos un excelente nivel tanto en medicina en general como en cirugía maxilofacial. Si algo destaco de mi estancia clínica en Nueva York no es la capacidad de los especialistas de estos lugares, sino una de mis obsesiones: la disciplina con la que desarrollan sus protocolos, sin dejar nada al azar o a la improvisación, dos factores que sí pueden dar lugar a errores.

¿Y cuando se encuentra con un caso que no tiene solución?
Afortunadamente hoy en día apenas existen casos sin solución, los que fallamos somos los profesionales al no disponer de los medios o la formación adecuada. Es relativamente común encontrarte con pacientes desesperados a los que dijeron que su problema no tenía solución, y ver que era un caso sencillo. En nuestras clínicas nos hemos especializado en resolver casos complejos, y para los de extrema dificultad estamos desarrollando un Comité de expertos en el arco mediterráneo entre algunos de los mejore especialisas nacionales que pueda atacar estos casos de forma multidisciplinar y darles solución. El objetivo es no dejar a ningún paciente sin solución

¿Tan rápido avanza la medicina?
En La Fe me enseñaron que nunca se debe decir a un paciente que no tiene solución. Puede que en ese instante las técnicas no lo permitan, pero todo avanza muy rápido. Recuperar un paciente al que en su día le transmitiste que en el momento que la ciencia lo permitiera le darías una solución es una de las mayores satisfacciones del cirujano maxilofacial. Como dijo el Profesor Branemark –el inventor del implante dental-, en el siglo XXI ningún paciente debería morir con sus dientes en un vaso.

¿La tecnología al servicio de las manos del experto, o al revés?
Ni lo uno ni lo otro. La tecnología y las manos del experto al servicio del paciente.

PROTOCOLO Y RESPONSABILIDAD

El Dr. Luis Senís Segarra es Licenciado en Medicina por la Universitat de Valencia (Nº Colegiado 17930). Tras obtener el MIR cursó especialización en cirugía oral y maxilofacial en el Hospital La Fe durante cinco años.

Actualmente es director médico del Grupo Clínico Dental Dr. Senís con seis centros en las provincias de Valencia y Castellón y rechaza frontalmente el modelo de franquicia.

“No entiendo la medicina como un modelo empresarial a franquiciar. Existe de hecho una sobresaturación de inversiones empresariales sin carrera sanitaria que distorsionan el concepto de salud asociado al cuidado dental. Por el contrario, creo en un modelo de trabajo en equipo protocolizado bajo la dirección de un director médico que tutela y se responsabiliza ante los pacientes, que arriesga su prestigio en pos del trabajo bien hecho. Creo en la personalización y la relación médico-paciente a largo plazo. Tratar a toda una familia que te deposita toda su confianza año tras año es algo que me enorgullece .

Ver la entrevista en PDF (El Periódico Mediterráneo – 8-12-2013)

primera visita sin compromiso / facilidades de pago
Cuéntanos tu caso

Aldaia

Plaza Europa, 6 46960 - Aldaia - Valencia
961 501 857 ver mapa enviar correo

Colón

c/ Colón, 58 46004 - Valencia
963 943 999 ver mapa enviar correo

Peris

Avda. Peris y Valero, 87 46006 - Valencia
963 212 221 ver mapa enviar correo

Peset

Avda. Dr. Peset Aleixandre, 142 46025 - Valencia
963 465 890 ver mapa enviar correo

Castellón

Avda. Casalduch, 38 12005 - Castellón
964 104 530 ver mapa enviar correo

Consuelo

c/ Callosa de Ensarriá, 9 46007 - Valencia
963 444 435 ver mapa enviar correo

Paterna

Carrer Major, 65 46980 - Paterna - Valencia
961 826 492 ver mapa enviar correo
(*) Campos obligatorios
(*) Campos obligatorios
(*) Campos obligatorios
Share This